Ingredientes:

 

- 4 plátanos maduros (con piel negra)

- 250g de crema de buena calidad

- 250g de ricotta

- 130g de arándanos secos sin azúcar

- 100g de piñones tostados

- 100g de coco rallado

 

Preparación:

 

Haga un corte con un cuchillo afilado en el centro del plátano, sin ir demasiado lejos hacia los extremos, ni demasiado profundo. Frote el plátano con aceite de coco derretido y colóquelo en el horno en una bandeja para hornear. Lo ideal es colocarlos en un pergamino para hornear para evitar que se peguen. El horno 170C durante 15 minutos o hasta que vea que están más blandos y se ponen un poco marrones.

 

Mientras tanto, mezcle todos los demás ingredientes.

 

Una vez que el plátano esté cocido y se haya enfriado, rellene cada uno con una porción de la mezcla cremosa.

 

Es deliciso, nutritivo y sin gluten o azúcar. Sirve para el desayuno, epostre o una merienda nutritiva.